Tag Archives: kuapay

Si quieres capital, ya no vale con un Power Point

9 Abr

Después de muchas reuniones con Venture Capitals tanto de España como de Estados Unidos -pasando por Europa- nos hemos dado cuenta de que los inversores ya no buscan un buen plan o una presentación bonita. Los inversores están buscando proyectos viables que hayan demostrado en un prototipo que funcionan. Así nos pasó con Tuenti cuando empezamos. Lo que presentábamos a los inversores no era un power point lleno de gráficas y hojas excel ,sino que presentábamos un prototipo de Tuenti -que por aquel entonces se llamaba Who is Who– en el que se habían registrado los primeros usuarios de Tuenti que eran nuestros amigos y compañeros de la universidad. Los inversores, después de ver el producto y darse cuenta del potencial que tenía, decidieron entonces invertir. Si nos hubiéramos aproximado a ellos con una idea, probablemente las negociaciones de inversión habrían sido más duras y con menos ventajas para nosotros los fundadores.

Si quieres levantar capital para tu proyecto, necesitas hacer algo que se vea, se pueda tocar y se pueda usar. Es decir, necesitas vender una “experiencia” con tu idea. No puedes vender la idea solamente. El inversor busca invertir en algo que le haya cautivado antes a él. Por eso es importante tener un prototipo en marcha con el que vender. Si vas a ponerte a vender tu proyecto, primero siéntate y hazlo posible. No tienes por qué saber programar, tienes diferentes maneras de conseguir que alguien te pueda ayudar, desde buscando socios en tus propios contactos como ex compañeros de universidad como en páginas que te ayudan a crear prototipos web sin necesidad de saber programar.

Creo que la mejor manera de explicarlo es poner encima de la mesa los diferentes pasos por los que el resto de los emprendedores han ido. Es el esquema de inversión más común de emprendedores, que por cierto no atiende a todos los casos, sino a la mayoría de ellos. Así que si tu proyecto no ha encajado o no encaja con este modelo no significa que vayas mal, sino que eres diferente.

Amigos y Familiares (inicio)

Esta es la ronda más importante. Es la conocida como “Friends, Family and Fools”. Como habéis leido, amigos, familiares y tontos. Esta es probablemente la ronda que más cuesta, puesto que es la ronda que pone a prueba tu capacidad para vender tu producto. Si no eres capaz de vender tu proyecto a tus propios amigos y familiares, entonces imagínate lo que va a ser vendérselo a gente que no conoces. Estos amigos y familiares deberían de ser capaces de entender tu idea, tu proyecto y a dónde quieres ir. Obviamente no puedes acercarte a ellos y decirles cosas como: “Esto es la revolución, te vas a forrar” o cosas como “Aunque no lo entiendas, esto es la bomba.”. Tienes que ser capaz de explicárselo a ellos muy bien, y además de eso, conseguir que lo entiendan, que son dos cosas muy diferentes. Aprende a hablar a diferentes públicos, a diferentes tipos de personas y sobre todo, a diferentes inversores.

Esta ronda te va a ayudar a entender por qué la explicación que le das a tu madre no es la misma que le darías a tu hermano o a tu amigo. Las edades influyen. La experiencia que tengan en el campo de tu proyecto influye. Y más si es un proyecto relacionado con Internet, donde la edad es inversamente proporcional al expertise en el campo.

En esta serie deberías de ser capaz de levantar al menos 50.000 EUR o más. Suficientes para que te puedas dedicar junto con otras dos personas en full time al proyecto y hacer un buen prototipo que os ayudará para la siguiente ronda. Nosotros en Tuenti juntamos esta ronda junto con la de Business Angels y levantamos cerca de 500.000 EUR.

Private Investors o Business Angels (1 año)

Aquí es donde tu proyecto deja de ser un prototipo y pasa a ser un proyecto de verdad. La idea en esta ronda es mostrar un proyecto que funciona, que tiene un prototipo que se explica solo y que los inversores van a poder tocar y sentir. Este es el paso en el que pasas de trabajar en tu casa o garaje a una oficina alquilada. Este es el paso en el que vas a tener que hacer tus primeras entrevistas con posibles candidatos que te ayuden a poner el proyecto en tierra. Es decir, de pasar ese ASP con SQL server a MySQL con PHP.

Para que te hagas unos números, ten en cuenta que necesitarás al menos unos 10m2 por empleado -incluyendo cuartos de baño y salas comunes. También lo que tendrás que hacer ahora es ponerte en manos de un contable o de una empresa contable que te ayude a ordenar tus cuentas. Como ves, para esto necesitas ya tener tu empresa constituida. Aquí si que te tienes que mojar las manos con las administraciones e ir al registro de empresas, ir al registro de tu comunidad autónoma, etc. para poner tu S.L. en marcha. Y en efecto, S.L. es lo más recomendable a día de hoy. Te dará la flexibilidad para poder poner unos estatutos que os protejan a los creadores y a los empleados contra adversidades del mercado. A lo mejor encuentras una fórmula que se acerque a tu modelo mejor, pero cuando se trata de meter dinero, el inversor siempre quiere estructuras societarias que ya le sean familiares, como la S.L. o la S.A.

El perfil de inversor suele ser alguien que ya haya invertido antes en otros proyectos de manera personal. Si hacéis un poco de búsqueda, los podéis encontrar muy cerca, incluso locales a tu proyecto. No hace falta que te vayas a nombres muy importantes, dado que probablemente estén saturados de proyectos que mirar y no tendrás las mismas oportunidades que si te presentas a inversores de menos capacidad y más locales a tu zona.

Normalmente en esta ronda deberías de ser capaz de levantar al menos 400.000 EUR. Suficientes para tener a tí y a tu equipo trabajando un año, llegando a los 10 empleados y poniendo tu producto en el mercado con usuarios, y si ya empiezas a monetizar, mejor, porque te ayudará para tu primera Serie A.

Serie A (2 años)

El nombre de esta ronda viene dado por el tipo de acciones que estás otorgando de la empresa al inversor. En España no tiene tanto sentido ya que no existen varios tipos de acciones, sólo un tipo. En Estados Unidos sin embargo, puedes emitir varios tipos de acciones para clasificar los derechos de voto y de propiedad.

En esta ronda, deberías de tener ya un producto funcional, con varios millones de usuarios utilizándolo y con una estrategia de monetización en marcha. Depende de los ingresos que tengas, podrás pedir más o menos en esta ronda. Pero es importante que tengas ingresos, porque si no, la valoración de tu empresa entonces es más baja, y por lo tanto te vas a diluir más de lo que necesitas.

Aquí deberías de tener ya ingresos de algún tipo con el que puedas hacer un cálculo sobre cómo valorar tu empresa. Ten en cuenta que la valoración de una empresa depende de muchísimos factores, pero desde luego el más objetivo posible son los ingresos que tiene tu proyecto.

Normalmente el perfil del inversor en esta ronda es de un Venture Capital pequeño que está acostumbrado a invertir en etapas jóvenes en las empresas. En España existen ya algunos consolidados como Cabiedes, Nauta Capital o Bonsai Venture Capital. Estos inversores, además de incorporar tu proyecto a su portfolio probablemente os incorporen personas que crean convenientes para cubrir aquellas debilidades que tenéis en vuestro equipo. Tales como probablemente Business Development o Finanzas. Cosas que no se os pasaron por la cabeza dado que estabais al 100% dedicados al producto y a ponerlo en marcha.

Esta ronda es la ronda que te va a poner en el mapa, así que deberás levantar al menos 3 o 4 millones de Euros. Y la razón de esto es porque ahora deberías de tener del orden de 30 ó 40 empleados, una oficina de unos 400 metros cuadrados y unos gastos mensuales de al rededor de 150 a 200.000 EUR. Este dinero os va a ayudar a poner vuestro proyecto en los 150 empleados, equipo de ventas en condiciones, equipo de Marketing en condiciones y una buena estrategia en PR.

En Tuenti esta ronda supuso un levantamiento de cerca de 9 millones de Euros.

Siguientes rondas (+2 años)

A partir de aquí las rondas pueden seguir indefinidamente. Puedes llegar a levantar 100 millones como ha hecho Paypal, o simplemente hacer otra ronda porque necesites más capital para lanzar tu producto fuera de España.

Como podéis ver, la regla general no aplicó a Tuenti, donde nosotros tuvimos más de una ronda de private investors y business angels antes de nuestra primera ronda de Serie A. En definitiva, cada ronda se ajusta a las necesidades de cada producto. Ahora en Kuapay, hemos levantado una ronda de private investors y business angels de 1 millon después de una ronda de friends and family de otro millón de dólares. Las razones de las cantidades tan diferentes a lo normal reside en el modelo de negocio que tenemos, donde ya tenemos monetización desde el primer momento que sacamos el producto al mercado -nosotros ya tenemos facturación y tenemos flujo de caja, y llevamos sólo 14 meses de vida.

¿Cómo valoro mi empresa?

Las valoraciones de las empresas, sobre todo startups, dependen mucho de la oferta que haya. Últimamente las valoraciones se han estandarizado según la ronda. Normalmente en una ronda de Business Angels sueles dar un 10 o un 20 por ciento de tu empresa. Esto hace que ésta valga alrededor de los 4 millones de Euros. En una ronda de Serie A, estamos hablando ya de un 20% como mínimo que te van a pedir, por lo que las valoraciones rondan entre los 40 y los 100 millones de Euros. Lo que siempre he recomendado -y no tengo mucha experiencia, por lo que no os lo toméis al pie de la letra- es que tengas claras dos cosas antes de ofrecer una inversión a alguien:

1. Cuánto necesitas levantar. Ten claro un plan de negocio que explique muy bien en qué quieres gastar el dinero que vas a levantar. Sobre todo tenlo claro para tus propios planes en la empresa. Ya sean los primeros 50.000 como los 7 millones que levantes. Tienes que tener muy claro dónde los vas a poner.

2. Cuánto estás dispuesto a diluirte. Al dar acciones a un inversor, tu porcentaje se reduce, y en consecuencia, el del resto de los anteriores inversores. Habla con ellos y decide con ellos cuál es la mayor dilución a la que estáis dispuestos a llegar -siempre que estén dentro de los límites de anteriores casos. Las inversiones son más fáciles de explicar con la “jurisprudencia” anterior, al menos que tengas un caso excepcional que poder ponerle al inversor encima de la mesa.

Estas dos variables van a ayudarte a definir el marco de tu inversión. La horquilla con la que vas a poder jugar a la hora de presentar tu oportunidad a los inversores. Y siempre mantén tu oferta dentro de la horquilla. Si sales de ella, entonces no estás cumpliendo tus objetivos para financiar tu proyecto y tendrás que rehacer todo de nuevo.

Conclusión

La teoría está ahí. La podemos leer en muchos blogs y en muchos artículos. De personas que han llegado muy lejos y de otras que no tanto. Es cultura casi general para los emprendedores. Pero la práctica es lo que falta. Hay pocos proyectos en España que hayan pasado de la Serie A, y digo pocos comparándonos con otras economías de alrededor como Alemania o Inglaterra, ni si quiera Estados Unidos.

Toda startup es diferente, y por ello, sus números serán diferentes. Pero cuanto más próximos los hagas a este modelo, mejor te entenderán los inversores. Ellos tienen unos patrones muy definidos para invertir, y no suelen salirse de ellos a menos que tengan una buena razón, están invirtiendo dinero. Tanto en Tuenti como en Kuapay hemos seguido este modelo lo mejor posible. Pero las circunstancias de cada uno hace que las rondas se diferencien, por lo que si en tu proyecto tienes que hacer una ronda y no concuerda con este modelo, no te preocupes, porque si tu proyecto es interesante, entonces invertirán.

We are looking for you!

6 Abr
Tu oficina

este es tu próximo escritorio, mirando al mar pacífico en el corazón de Santa Mónica, California

Te estamos buscando.

En Kuapay creemos en el talento, y el talento no está libre. El talento siempre está ocupado, siempre está pensando, diseñando y creando. Por eso este post no es para aquellos que tienen tiempo libre, sino para aquellos que no lo encuentran, aquellos que quieren seguir aprendiendo en su trabajo y enfrentándose a los retos más inesperados.

En Kuapay nos estamos integrando con las mayores plataformas de pago del mundo. En más de ocho países y seguimos creciendo. La mitad de nosotros, los ingenieros, hemos viajado a países tan exóticos como Arabia Saudita o Chile. Y nos esperan en otros sitios como Australia o Rusia.

¿A qué esperas?

cv . at . kuapay . dot . com

(si no sabes lo que significa no te molestes)

De cero a treinta

7 Mar

La verdad es que no muchos podemos decir que hemos visto crecer la empresa en la que trabajamos desde los cero empleados hasta los treinta empleados. De hecho, todavía menos podemos decir que lo hemos visto varias veces. Y la verdad es que algunos podemos decir que también hemos visto ver decrecer de treinta a cero. Y ver todos estos casos es lo que hace que aprendamos algunas cosas muy importantes sobre las personas que incorporamos a la empresa.

Un buen producto sólo puede salir de un buen equipo. Pero el mejor producto solamente sale del mejor equipo. Por eso es muy importante que prestes atención a todos y cada uno de los candidatos que vas a contratar, porque un sólo candidato con malas cualidades puede arruinar el proyecto por completo.

Lo primero que tienes que tener claro cuando empiezas un proyecto, ya seas el fundador o uno de los primeros es entrar, es que cuando eres una empresa del tamaño de una Startup, la responsabilidad se reparte entre todos de manera equivalente -y si no lo es, entonces no estás empezando bien tu empresa. Por lo que aquella persona que contrates al principio tienes que tener en cuenta que es una persona en la que vais a poner mucha responsabilidad y además en la parte más crítica del proyecto. Por eso es recomendable que cuando vayas a contratar a alguien, si es de las primeras personas, te lo pienses muy bien. No solamente tiene que encajar en el perfil profesional, que es tremendamente importante, sino en el perfil personal. Una persona que encaje muy bien en el perfil profesional no vale lo mismo que una que también lo haga en el perfil personal. Son personas que van a pasar muchas horas encerrados contigo, y por tanto, la convivencia con ellas va a ser mucho más intensa que con empleados normales.

Cuando hablo del perfil personal, hablo de todos los aspectos del perfil personal. Tanto su carácter, como su sociabilidad así como su vida personal. Si, vida personal, eso es lo que he escrito. Aunque parezca agresivo, la vida personal de una persona que contratas al principio de tu proyecto va a ser tu vida personal también. Debido a la cantidad de esfuerzo tanto profesional como personal que dedicáis, vuestras vidas personales van a tener hilos en común, donde sufrirás los problemas de tus compañeros de trabajo al igual que ellos sufrirán los tuyos. Y es que no es nada desacertado cuando la gente habla no solamente de Startup sino de ser como una familia.

La edad no debería de ser una baza para seleccionar a una persona. De hecho, la experiencia siempre es un buen punto a tener en cuenta cuando contratas a alguien en una etapa tan crucial del proyecto. Pero también tienes que tener en cuenta que la edad también es una distancia entre las personas. Las horas que pasas junto a tus compañeros de trabajo genera un entorno de bromas, actividades sociales e incluso de confianzas que a veces la edad puede interrumpir o incluso minar. Ten en cuenta que la persona que entre al principio debe estar 100% alineado con el resto de tu equipo tanto profesionalmente como personalmente.

En segundo lugar, hay que mirar muy bien la actitud que tiene la persona con respecto al proyecto. Un candidato que vea el puesto de trabajo como algo temporal, o un sueldo que va a obtener al final del mes es un candidato perdido. Aquellos que miren tu proyecto como uno más no merecen ni que los mires. Son personas que no vas a conseguir enamorarles de tu proyecto, y si lo consigues, es tiempo que has perdido en vez de haber contratado a otro candidato.

Es preferible que contrates a alguien que tenga menos aptitudes profesionales pero que tenga un entusiasmo feroz por tu proyecto. Esta persona va a dejarse la piel por aprender todo lo que le falta hasta llegar al nivel que necesitas de él, e incluso más. El amor por un proyecto es importantísimo en un candidato. Es lo que hace que esa persona venga a la oficina a las siete de la mañana y que se quede durante quince horas contigo programando o organizando diseños o limpiando bases de datos. Esa diferencia puede ser determinante, así que analiza muy bien el interés de tus candidatos por el proyecto.

Aquí es igual de importante cómo sepas explicar tu proyecto. Y cómo lo vendas. La energía que pongas, las ganas que dediques y la manera en la que lo expliques va a dar más o menos oportunidades al candidato a entender lo que estáis haciendo en tu Startup. Ten en cuenta que no eres una empresa famosa y no hay artículos de prensa ni revisiones de tu producto por ahí que puedan leer. Simplemente una descripción del trabajo y probablemente un par de conversaciones con quien le haya organizado la entrevista. Si no lo vendes bien, no vas a enamorar a los candidatos, y menos a tus empleados o compañeros de trabajo.

Finalmente, lo que voy a decirte es una frase que tengo grabada a fuego en mi cabeza: los veinte primeros empleados son los que determinan el ADN de una empresa.

Así que cuando vayas a contratar a alguien para tu proyecto, y sea una de las veinte primeras personas que contratas, mira con mucha atención los puntos que he puesto, porque pueden ser claves para que tu producto sea el mejor.

Ahora bien, igual de importante que contratar a las personas adecuadas es el despedir a las personas inadecuadas. Suena mal, pero una persona inadecuada puede llevarse por medio a toda una empresa, que son muchos más que un solo empleado. En un estado tan crítico como una Startup no hay espacio para error. Es decir, tienes que ser capaz de reaccionar lo más rápido posible para que el proyecto siga adelante y no se quede por el camino. No puede haber gris, sólo blanco o negro. No hay tiempo para analizar o para evaluar, solo hay tiempo para ejecutar. Y el despido es tan importante como la contratación. Y si los despidos son complicados, como pasa por ejemplo en España, lo más aconsejable es hacer un acuerdo con el empleado que vas a echar, de manera que los dos estéis contentos. No hay nada peor para una Startup que un ex empleado no contento, que tanto aquí en Estados Unidos como en España te pueden poner el proyecto en la calle.

En una Startup la mejor situación es cuando no se tiene que ir nadie, porque significa que la contratación que estás haciendo es la adecuada. Ese es el escenario al que todos debemos luchar, donde debemos ser muy diligentes con las personas que incorporamos a nuestro equipo y muy exigentes con las pruebas y entrevistas que hacemos para que no se incorpore alguien que a la postre no será compatible con la forma de trabajar del equipo.