Nace una nueva casta: El “Entrepreneur”

1 May

Cómo seremos los españoles, que somos capaces de adaptar cualquier cultura o concepto de otro país y hacerlo totalmente nuestro. Tenemos tantas ganas de acoger nuevos conceptos en nuestro entorno, que cuando los introducimos, decidimos añadir esa “customización” a la española.

Ahora tenemos una nueva casta en nuestra cultura. No es un empresario, ni un emprendedor. No es un tecnólogo ni un informático. Es alguien que atiende a todas las reuniones y “meetups” de emprendedores. Es alguien que tiene en su cabeza la visión del emprendimiento. Es alguien que se te acerca cuando estás en una charla y te comenta una idea que lleva ya años rondando por su cabeza, pero que no ha encontrado a nadie que invierta en ella. O si lo ha encontrado, resulta que es que tiene que dejar de trabajar, y por lo tanto ¿quién paga las facturas de la casa?.

Esta nueva casta se llama “Entrepreneur”. Entrepreneur no significa emprendedor, significa entrepreneur. Con todas sus letras. En concepto es alguien que se pasa toda su vida yendo a citas de emprendedores y de emprendimiento, que quiere aprender a emprender, que tiene muchas ideas y que quiere empezar a ejecutarlas ya. Pero claro, le falta el socio adecuado -al cual lleva buscando desde que el botijo se inventó, o le falta el capital necesario -que desde luego es más de lo que jamás hayas visto, y menos de lo que necesitaría un Facebook para nacer. En fin, el entrepreneur gasta su energía en hablar con más gente. Gasta su energía en conectarse con más gente. Y se queda pacientemente esperando a que algo pase con todo ese “know-how” que va adquiriendo en todas las charlas a las que va.

Por supuesto, el Entrepreneur no es alguien que programe… porque claro, para eso va a contratar al mejor programador. Él se tiene que dedicar a la visión de negocio y al business plan -que tiene a punto de terminar en su portátil, y que quiere que le eches un vistazo cuando puedas. El Entrepreneur es alguien que tiene ya un master de emprendimiento, y que conoce a los fundadores de tal y a los creadores de cual. Son amigos del alma, los cuales si quieres te presenta -y cuándo se lo pides, te aclara que son sus amigos del alma porque en la charla del mes pasado estuvieron y consiguió su correo electrónico. Además, esos fundadores, que son unos cracks, tienen muchas ganas de hacer algo con él porque tiene la mejor idea -que tampoco te puede contar porque si no tendría que matarte. Antes morirá la idea si eres tú, querido Entrepreneur, que yo si me la cuentas.

Pero eso no es todo. Es que tenemos una raza superior que ha surgido de los Entrepreneurs. Hay tantos Entrepreneurs, que los que saben más y tienen más veteranía necesitan un nombre que los distinga. A éstos se les llama “Serial Entrepreneur”. El nombre lo deja muy claro, son Entrepreneurs que han tenido tantas ideas, que se les puede denominar Serial -debe de ser por lo “serios” que son al respecto. Serial Entrepreneur es alguien que lleva ya muchos años en esto y que tiene distintas S.L. por ahí pululando y que no consigue que despeguen. Ideas que son impresionantes, que tienen un modelo de negocio espectacular. Ideas y proyectos que cuando los miras de cerca, te das cuenta que son sólo webs que fueron creadas hace tres o cuatro años y que ni si quiera se han molestado en quitarles la firma del HTML de sus creadores -empresas dedicadas a hacer páginas web.

Querido Entrepreneur y querido Serial Entrepreneur, quiero decirte una cosa, haz algo con tu vida. Haz algo que signifique tu nombre, como emprender. Deja de alardear de ideas o de S.L. que no tienen sentido y empieza por hacer un proyecto que merezca la pena. Es decir, junta a verdaderos profesionales y arriesga tu carrera profesional por ellos. Haz de emprendedor, y usa tus ahorros para demostrar que crees en el proyecto que creas, y además, trabaja al 100% en ese proyecto. No esperes que trabajando desde tu cómodo sitio de consultor, administrador, gerente o lo que seas, vas a poder sacar el nuevo Facebook o el nuevo Twitter.

Haznos un favor a todos, y demuestra que lo que dices no son palabras, sino hechos.

Si quieres capital, ya no vale con un Power Point

9 Abr

Después de muchas reuniones con Venture Capitals tanto de España como de Estados Unidos -pasando por Europa- nos hemos dado cuenta de que los inversores ya no buscan un buen plan o una presentación bonita. Los inversores están buscando proyectos viables que hayan demostrado en un prototipo que funcionan. Así nos pasó con Tuenti cuando empezamos. Lo que presentábamos a los inversores no era un power point lleno de gráficas y hojas excel ,sino que presentábamos un prototipo de Tuenti -que por aquel entonces se llamaba Who is Who– en el que se habían registrado los primeros usuarios de Tuenti que eran nuestros amigos y compañeros de la universidad. Los inversores, después de ver el producto y darse cuenta del potencial que tenía, decidieron entonces invertir. Si nos hubiéramos aproximado a ellos con una idea, probablemente las negociaciones de inversión habrían sido más duras y con menos ventajas para nosotros los fundadores.

Si quieres levantar capital para tu proyecto, necesitas hacer algo que se vea, se pueda tocar y se pueda usar. Es decir, necesitas vender una “experiencia” con tu idea. No puedes vender la idea solamente. El inversor busca invertir en algo que le haya cautivado antes a él. Por eso es importante tener un prototipo en marcha con el que vender. Si vas a ponerte a vender tu proyecto, primero siéntate y hazlo posible. No tienes por qué saber programar, tienes diferentes maneras de conseguir que alguien te pueda ayudar, desde buscando socios en tus propios contactos como ex compañeros de universidad como en páginas que te ayudan a crear prototipos web sin necesidad de saber programar.

Creo que la mejor manera de explicarlo es poner encima de la mesa los diferentes pasos por los que el resto de los emprendedores han ido. Es el esquema de inversión más común de emprendedores, que por cierto no atiende a todos los casos, sino a la mayoría de ellos. Así que si tu proyecto no ha encajado o no encaja con este modelo no significa que vayas mal, sino que eres diferente.

Amigos y Familiares (inicio)

Esta es la ronda más importante. Es la conocida como “Friends, Family and Fools”. Como habéis leido, amigos, familiares y tontos. Esta es probablemente la ronda que más cuesta, puesto que es la ronda que pone a prueba tu capacidad para vender tu producto. Si no eres capaz de vender tu proyecto a tus propios amigos y familiares, entonces imagínate lo que va a ser vendérselo a gente que no conoces. Estos amigos y familiares deberían de ser capaces de entender tu idea, tu proyecto y a dónde quieres ir. Obviamente no puedes acercarte a ellos y decirles cosas como: “Esto es la revolución, te vas a forrar” o cosas como “Aunque no lo entiendas, esto es la bomba.”. Tienes que ser capaz de explicárselo a ellos muy bien, y además de eso, conseguir que lo entiendan, que son dos cosas muy diferentes. Aprende a hablar a diferentes públicos, a diferentes tipos de personas y sobre todo, a diferentes inversores.

Esta ronda te va a ayudar a entender por qué la explicación que le das a tu madre no es la misma que le darías a tu hermano o a tu amigo. Las edades influyen. La experiencia que tengan en el campo de tu proyecto influye. Y más si es un proyecto relacionado con Internet, donde la edad es inversamente proporcional al expertise en el campo.

En esta serie deberías de ser capaz de levantar al menos 50.000 EUR o más. Suficientes para que te puedas dedicar junto con otras dos personas en full time al proyecto y hacer un buen prototipo que os ayudará para la siguiente ronda. Nosotros en Tuenti juntamos esta ronda junto con la de Business Angels y levantamos cerca de 500.000 EUR.

Private Investors o Business Angels (1 año)

Aquí es donde tu proyecto deja de ser un prototipo y pasa a ser un proyecto de verdad. La idea en esta ronda es mostrar un proyecto que funciona, que tiene un prototipo que se explica solo y que los inversores van a poder tocar y sentir. Este es el paso en el que pasas de trabajar en tu casa o garaje a una oficina alquilada. Este es el paso en el que vas a tener que hacer tus primeras entrevistas con posibles candidatos que te ayuden a poner el proyecto en tierra. Es decir, de pasar ese ASP con SQL server a MySQL con PHP.

Para que te hagas unos números, ten en cuenta que necesitarás al menos unos 10m2 por empleado -incluyendo cuartos de baño y salas comunes. También lo que tendrás que hacer ahora es ponerte en manos de un contable o de una empresa contable que te ayude a ordenar tus cuentas. Como ves, para esto necesitas ya tener tu empresa constituida. Aquí si que te tienes que mojar las manos con las administraciones e ir al registro de empresas, ir al registro de tu comunidad autónoma, etc. para poner tu S.L. en marcha. Y en efecto, S.L. es lo más recomendable a día de hoy. Te dará la flexibilidad para poder poner unos estatutos que os protejan a los creadores y a los empleados contra adversidades del mercado. A lo mejor encuentras una fórmula que se acerque a tu modelo mejor, pero cuando se trata de meter dinero, el inversor siempre quiere estructuras societarias que ya le sean familiares, como la S.L. o la S.A.

El perfil de inversor suele ser alguien que ya haya invertido antes en otros proyectos de manera personal. Si hacéis un poco de búsqueda, los podéis encontrar muy cerca, incluso locales a tu proyecto. No hace falta que te vayas a nombres muy importantes, dado que probablemente estén saturados de proyectos que mirar y no tendrás las mismas oportunidades que si te presentas a inversores de menos capacidad y más locales a tu zona.

Normalmente en esta ronda deberías de ser capaz de levantar al menos 400.000 EUR. Suficientes para tener a tí y a tu equipo trabajando un año, llegando a los 10 empleados y poniendo tu producto en el mercado con usuarios, y si ya empiezas a monetizar, mejor, porque te ayudará para tu primera Serie A.

Serie A (2 años)

El nombre de esta ronda viene dado por el tipo de acciones que estás otorgando de la empresa al inversor. En España no tiene tanto sentido ya que no existen varios tipos de acciones, sólo un tipo. En Estados Unidos sin embargo, puedes emitir varios tipos de acciones para clasificar los derechos de voto y de propiedad.

En esta ronda, deberías de tener ya un producto funcional, con varios millones de usuarios utilizándolo y con una estrategia de monetización en marcha. Depende de los ingresos que tengas, podrás pedir más o menos en esta ronda. Pero es importante que tengas ingresos, porque si no, la valoración de tu empresa entonces es más baja, y por lo tanto te vas a diluir más de lo que necesitas.

Aquí deberías de tener ya ingresos de algún tipo con el que puedas hacer un cálculo sobre cómo valorar tu empresa. Ten en cuenta que la valoración de una empresa depende de muchísimos factores, pero desde luego el más objetivo posible son los ingresos que tiene tu proyecto.

Normalmente el perfil del inversor en esta ronda es de un Venture Capital pequeño que está acostumbrado a invertir en etapas jóvenes en las empresas. En España existen ya algunos consolidados como Cabiedes, Nauta Capital o Bonsai Venture Capital. Estos inversores, además de incorporar tu proyecto a su portfolio probablemente os incorporen personas que crean convenientes para cubrir aquellas debilidades que tenéis en vuestro equipo. Tales como probablemente Business Development o Finanzas. Cosas que no se os pasaron por la cabeza dado que estabais al 100% dedicados al producto y a ponerlo en marcha.

Esta ronda es la ronda que te va a poner en el mapa, así que deberás levantar al menos 3 o 4 millones de Euros. Y la razón de esto es porque ahora deberías de tener del orden de 30 ó 40 empleados, una oficina de unos 400 metros cuadrados y unos gastos mensuales de al rededor de 150 a 200.000 EUR. Este dinero os va a ayudar a poner vuestro proyecto en los 150 empleados, equipo de ventas en condiciones, equipo de Marketing en condiciones y una buena estrategia en PR.

En Tuenti esta ronda supuso un levantamiento de cerca de 9 millones de Euros.

Siguientes rondas (+2 años)

A partir de aquí las rondas pueden seguir indefinidamente. Puedes llegar a levantar 100 millones como ha hecho Paypal, o simplemente hacer otra ronda porque necesites más capital para lanzar tu producto fuera de España.

Como podéis ver, la regla general no aplicó a Tuenti, donde nosotros tuvimos más de una ronda de private investors y business angels antes de nuestra primera ronda de Serie A. En definitiva, cada ronda se ajusta a las necesidades de cada producto. Ahora en Kuapay, hemos levantado una ronda de private investors y business angels de 1 millon después de una ronda de friends and family de otro millón de dólares. Las razones de las cantidades tan diferentes a lo normal reside en el modelo de negocio que tenemos, donde ya tenemos monetización desde el primer momento que sacamos el producto al mercado -nosotros ya tenemos facturación y tenemos flujo de caja, y llevamos sólo 14 meses de vida.

¿Cómo valoro mi empresa?

Las valoraciones de las empresas, sobre todo startups, dependen mucho de la oferta que haya. Últimamente las valoraciones se han estandarizado según la ronda. Normalmente en una ronda de Business Angels sueles dar un 10 o un 20 por ciento de tu empresa. Esto hace que ésta valga alrededor de los 4 millones de Euros. En una ronda de Serie A, estamos hablando ya de un 20% como mínimo que te van a pedir, por lo que las valoraciones rondan entre los 40 y los 100 millones de Euros. Lo que siempre he recomendado -y no tengo mucha experiencia, por lo que no os lo toméis al pie de la letra- es que tengas claras dos cosas antes de ofrecer una inversión a alguien:

1. Cuánto necesitas levantar. Ten claro un plan de negocio que explique muy bien en qué quieres gastar el dinero que vas a levantar. Sobre todo tenlo claro para tus propios planes en la empresa. Ya sean los primeros 50.000 como los 7 millones que levantes. Tienes que tener muy claro dónde los vas a poner.

2. Cuánto estás dispuesto a diluirte. Al dar acciones a un inversor, tu porcentaje se reduce, y en consecuencia, el del resto de los anteriores inversores. Habla con ellos y decide con ellos cuál es la mayor dilución a la que estáis dispuestos a llegar -siempre que estén dentro de los límites de anteriores casos. Las inversiones son más fáciles de explicar con la “jurisprudencia” anterior, al menos que tengas un caso excepcional que poder ponerle al inversor encima de la mesa.

Estas dos variables van a ayudarte a definir el marco de tu inversión. La horquilla con la que vas a poder jugar a la hora de presentar tu oportunidad a los inversores. Y siempre mantén tu oferta dentro de la horquilla. Si sales de ella, entonces no estás cumpliendo tus objetivos para financiar tu proyecto y tendrás que rehacer todo de nuevo.

Conclusión

La teoría está ahí. La podemos leer en muchos blogs y en muchos artículos. De personas que han llegado muy lejos y de otras que no tanto. Es cultura casi general para los emprendedores. Pero la práctica es lo que falta. Hay pocos proyectos en España que hayan pasado de la Serie A, y digo pocos comparándonos con otras economías de alrededor como Alemania o Inglaterra, ni si quiera Estados Unidos.

Toda startup es diferente, y por ello, sus números serán diferentes. Pero cuanto más próximos los hagas a este modelo, mejor te entenderán los inversores. Ellos tienen unos patrones muy definidos para invertir, y no suelen salirse de ellos a menos que tengan una buena razón, están invirtiendo dinero. Tanto en Tuenti como en Kuapay hemos seguido este modelo lo mejor posible. Pero las circunstancias de cada uno hace que las rondas se diferencien, por lo que si en tu proyecto tienes que hacer una ronda y no concuerda con este modelo, no te preocupes, porque si tu proyecto es interesante, entonces invertirán.

We are looking for you!

6 Abr
Tu oficina

este es tu próximo escritorio, mirando al mar pacífico en el corazón de Santa Mónica, California

Te estamos buscando.

En Kuapay creemos en el talento, y el talento no está libre. El talento siempre está ocupado, siempre está pensando, diseñando y creando. Por eso este post no es para aquellos que tienen tiempo libre, sino para aquellos que no lo encuentran, aquellos que quieren seguir aprendiendo en su trabajo y enfrentándose a los retos más inesperados.

En Kuapay nos estamos integrando con las mayores plataformas de pago del mundo. En más de ocho países y seguimos creciendo. La mitad de nosotros, los ingenieros, hemos viajado a países tan exóticos como Arabia Saudita o Chile. Y nos esperan en otros sitios como Australia o Rusia.

¿A qué esperas?

cv . at . kuapay . dot . com

(si no sabes lo que significa no te molestes)

De cero a treinta

7 Mar

La verdad es que no muchos podemos decir que hemos visto crecer la empresa en la que trabajamos desde los cero empleados hasta los treinta empleados. De hecho, todavía menos podemos decir que lo hemos visto varias veces. Y la verdad es que algunos podemos decir que también hemos visto ver decrecer de treinta a cero. Y ver todos estos casos es lo que hace que aprendamos algunas cosas muy importantes sobre las personas que incorporamos a la empresa.

Un buen producto sólo puede salir de un buen equipo. Pero el mejor producto solamente sale del mejor equipo. Por eso es muy importante que prestes atención a todos y cada uno de los candidatos que vas a contratar, porque un sólo candidato con malas cualidades puede arruinar el proyecto por completo.

Lo primero que tienes que tener claro cuando empiezas un proyecto, ya seas el fundador o uno de los primeros es entrar, es que cuando eres una empresa del tamaño de una Startup, la responsabilidad se reparte entre todos de manera equivalente -y si no lo es, entonces no estás empezando bien tu empresa. Por lo que aquella persona que contrates al principio tienes que tener en cuenta que es una persona en la que vais a poner mucha responsabilidad y además en la parte más crítica del proyecto. Por eso es recomendable que cuando vayas a contratar a alguien, si es de las primeras personas, te lo pienses muy bien. No solamente tiene que encajar en el perfil profesional, que es tremendamente importante, sino en el perfil personal. Una persona que encaje muy bien en el perfil profesional no vale lo mismo que una que también lo haga en el perfil personal. Son personas que van a pasar muchas horas encerrados contigo, y por tanto, la convivencia con ellas va a ser mucho más intensa que con empleados normales.

Cuando hablo del perfil personal, hablo de todos los aspectos del perfil personal. Tanto su carácter, como su sociabilidad así como su vida personal. Si, vida personal, eso es lo que he escrito. Aunque parezca agresivo, la vida personal de una persona que contratas al principio de tu proyecto va a ser tu vida personal también. Debido a la cantidad de esfuerzo tanto profesional como personal que dedicáis, vuestras vidas personales van a tener hilos en común, donde sufrirás los problemas de tus compañeros de trabajo al igual que ellos sufrirán los tuyos. Y es que no es nada desacertado cuando la gente habla no solamente de Startup sino de ser como una familia.

La edad no debería de ser una baza para seleccionar a una persona. De hecho, la experiencia siempre es un buen punto a tener en cuenta cuando contratas a alguien en una etapa tan crucial del proyecto. Pero también tienes que tener en cuenta que la edad también es una distancia entre las personas. Las horas que pasas junto a tus compañeros de trabajo genera un entorno de bromas, actividades sociales e incluso de confianzas que a veces la edad puede interrumpir o incluso minar. Ten en cuenta que la persona que entre al principio debe estar 100% alineado con el resto de tu equipo tanto profesionalmente como personalmente.

En segundo lugar, hay que mirar muy bien la actitud que tiene la persona con respecto al proyecto. Un candidato que vea el puesto de trabajo como algo temporal, o un sueldo que va a obtener al final del mes es un candidato perdido. Aquellos que miren tu proyecto como uno más no merecen ni que los mires. Son personas que no vas a conseguir enamorarles de tu proyecto, y si lo consigues, es tiempo que has perdido en vez de haber contratado a otro candidato.

Es preferible que contrates a alguien que tenga menos aptitudes profesionales pero que tenga un entusiasmo feroz por tu proyecto. Esta persona va a dejarse la piel por aprender todo lo que le falta hasta llegar al nivel que necesitas de él, e incluso más. El amor por un proyecto es importantísimo en un candidato. Es lo que hace que esa persona venga a la oficina a las siete de la mañana y que se quede durante quince horas contigo programando o organizando diseños o limpiando bases de datos. Esa diferencia puede ser determinante, así que analiza muy bien el interés de tus candidatos por el proyecto.

Aquí es igual de importante cómo sepas explicar tu proyecto. Y cómo lo vendas. La energía que pongas, las ganas que dediques y la manera en la que lo expliques va a dar más o menos oportunidades al candidato a entender lo que estáis haciendo en tu Startup. Ten en cuenta que no eres una empresa famosa y no hay artículos de prensa ni revisiones de tu producto por ahí que puedan leer. Simplemente una descripción del trabajo y probablemente un par de conversaciones con quien le haya organizado la entrevista. Si no lo vendes bien, no vas a enamorar a los candidatos, y menos a tus empleados o compañeros de trabajo.

Finalmente, lo que voy a decirte es una frase que tengo grabada a fuego en mi cabeza: los veinte primeros empleados son los que determinan el ADN de una empresa.

Así que cuando vayas a contratar a alguien para tu proyecto, y sea una de las veinte primeras personas que contratas, mira con mucha atención los puntos que he puesto, porque pueden ser claves para que tu producto sea el mejor.

Ahora bien, igual de importante que contratar a las personas adecuadas es el despedir a las personas inadecuadas. Suena mal, pero una persona inadecuada puede llevarse por medio a toda una empresa, que son muchos más que un solo empleado. En un estado tan crítico como una Startup no hay espacio para error. Es decir, tienes que ser capaz de reaccionar lo más rápido posible para que el proyecto siga adelante y no se quede por el camino. No puede haber gris, sólo blanco o negro. No hay tiempo para analizar o para evaluar, solo hay tiempo para ejecutar. Y el despido es tan importante como la contratación. Y si los despidos son complicados, como pasa por ejemplo en España, lo más aconsejable es hacer un acuerdo con el empleado que vas a echar, de manera que los dos estéis contentos. No hay nada peor para una Startup que un ex empleado no contento, que tanto aquí en Estados Unidos como en España te pueden poner el proyecto en la calle.

En una Startup la mejor situación es cuando no se tiene que ir nadie, porque significa que la contratación que estás haciendo es la adecuada. Ese es el escenario al que todos debemos luchar, donde debemos ser muy diligentes con las personas que incorporamos a nuestro equipo y muy exigentes con las pruebas y entrevistas que hacemos para que no se incorpore alguien que a la postre no será compatible con la forma de trabajar del equipo.

Por fin salimos a la luz

24 Feb

Hace ya un año y medio, en Noviembre de 2010, me puse en contacto con los tres amigos tanto de la carrera, como del paintball -esto merece otro post- y les comenté la idea de hacer un sistema de pago por móviles. Sin dudarlo, Fernando Ávila, Virginia Masa, Catalina Mayorga y Sebastián Vidal se pusieron en marcha y se vinieron a Santa Mónica para empezar un nuevo proyecto que ahora se llama Kuapay.

La historia en realidad es mucho más larga. Allá por el 2005, finalizada la carrera y llevando ya varios meses trabajando en Accenture, Fernando, compañero de carrera, se puso en contacto conmigo y me dijo que quería que viera una cosa que un amigo había visto en Estados Unidos. Dicho y hecho, nos fuimos a casa de Adeyemi y me pusieron delante de la pantalla donde estaba Facebook. Su pregunta: ¿Es posible hacer esto en España? y mi respuesta: “Dame un día y te lo enseño.”. Así que me puse la manta a la cabeza, y con la ayuda de Fernando y Virginia, hicimos el primer prototipo, que tenía ya etiquetas en las fotos. Toda esta historia, con todos los detalles irán en otro post, porque hay muchas cosas que no se han dicho y que merece la pena escribirlas -sólo por lo graciosas que son.

Por esta historia común, decidimos volver a empezar otro proyecto, que es Kuapay. La idea fue ponernos delante de una pizarra blanca y pensar ¿cómo podemos hacer que los pagos sean mejor, y más seguros?. El proceso de pensamientos fue muy simple. Fuimos uno a uno poniendo todos los puntos que un pago, sea del tipo que sea, tienen que cumplir. Al final conseguimos una lista que es la que mantenemos a día de hoy:

1. El pago tiene que ser sencillo

2. Tienes que poder pagar con lo que tienes ya en tu mano

3. Tiene poder pasar sin tener que imprimir papeles

Con estos puntos en la cabeza nos pusimos manos a la obra. Para poder resolver estos problemas, lo primero que hicimos es ponernos una sola prioridad, la experiencia del usuario en el pago. A día de hoy la experiencia del usuario del pago es horrible. Tienes que introducir la tarjeta, introducir un PIN y luego recibir el papel con tu confirmación. En otros países incluso tienes que esperar a que el papel salga, y en vez de introducir el PIN tienes que firmar y posteriormente entregar tu papel firmado. Si estás en un restaurante, tienes que esperar a que te traigan un punto de venta para poder hacer este mismo proceso o dejar que se lleven tu tarjeta. Esto a nosotros nos pareció un buen punto de partida. Es decir, ¿por qué sucede esto? ¿por qué es tan mala esta experiencia? ¿cómo hemos llegado hasta este punto?. Y nos dimos cuenta de que actualmente estamos usando una plataforma de pagos que fue diseñada hace más de 40 años ya. Donde todavía la tecnología que tenemos a día de hoy era impensable. El simple hecho de que tengamos que llevar una tarjeta de plástico con nosotros ya nos da la idea de lo retrasado que está el mundo de los pagos.

Visa y Master Card están al corriente de esto y por esto están obsesionados con lanzar nuevas maneras de pagar que mejoren esta experiencia. Por eso han salido con productos como el NFC en el plástico o como Visa Paywave y Master Card Paypass. La innovación en realidad la lleva Master Card, que es el creador original del estándar mundial de NFC en tarjetas Paypass, que luego compartió con Visa y con American Express para promover la tecnología. Pero siguen teniendo el mismo problema de base, y es que lo que quieren hacer en transformar la capa más superficial de su plataforma de pagos, dejando las capas restantes como están. Es decir, cambiar la capa del plástico y el deslizado de las tarjetas en las tiendas, pero no quieren cambiar cómo funciona el resto de los componentes por detrás, como los procesadores de las tarjetas, los emisores, los agentes, etc.

Esto es lo que nos dio la clave de cómo debíamos atacar el problema. En Kuapay lo que tenemos que hacer es cambiar todas las capas del medio de pago. Es decir, no podemos hacer una solución que añada una capa más -como hace el NFC- o simplemente cambiar una sola capa -como hace SquareUp. Tenemos que cambiar el medio de pago por completo, y tenemos que ofrecer una solución que cambie radicalmente cómo se hacen los pagos. Una experiencia que sea legítima y de la percepción de un pago hecho y terminado. Una experiencia tanto para el usuario como para el comercio.

Así pues, nació Kuapay. Hemos trabajado muy duro para llegar hasta esta posición. Estamos en la segunda revisión de nuestro producto. Hemos hecho pilotos en más de 6 países, incluídos Estados Unidos y Chile. Somos un equipo de más de 30 personas trabajando en dos oficinas diferentes y tenemos la confianza de nuestros inversores detrás del proyecto aprobando todas y cada una de las decisiones que tomamos. Como por ejemplo, la decisión de no salir en ningún medio general hasta el congreso de Barcelona. O que los empleados de la empresa tengan más porcentaje que los inversores. O que todas las pruebas qu

e estuviéramos haciendo por le mundo fueran secretas.

Ahora tenemos la oportunidad de enseñar al mundo el fruto de nuestro trabajo durante los últimos 12 meses. ¡Bienvenido a la nueva forma de pagar!

Super Easy Template engine en Javascript

21 Jul

En Kuapay hemos diseñado y desarrollado un nuevo sistema de templates basado en el omnipresente clásico Mustache, que te ayuda a hacer una página web multi lenguaje sin el engorro de tener que crear HTML para cada lenguaje o de pre-compilar las páginas antes de crearlas, como sucede con los templates de PHP o Ruby.

Super Easy Template te ayuda a tener una página web en múltiples idiomas sin el tedioso paso de tener que compilar el código o usar ¨gettext()¨ en tu servidor, sino que es el cliente el que tiene la lógica de los templates en su navegador, y en consecuencia menos carga para tus servidores.

Super Easy Template te ayuda a crear templates en HTML donde en vez de colocar las palabras colocas placeholders a dichas palabras. Algo así:

<div class="basic">
  <h1>{{template_title}}</h1>
  <p>{{template_text}}</p>
</div>
<div class="flags"></div>

Tienes que tener un servidor web para poder poner en marcha el código.

Donde podemos ver los placeholders template_title y template_text. Para poner este template engine en marcha seguimos los siguientes pasos:

  1. Descargar el código del repositorio: https://github.com/kuapay/Super-Easy-Template-Engine
  2. Copia el contenido del repositorio completo al directorio base donde el servidor web tiene las páginas (en entornos linux suele ser /srv/www o /var/www).
  3. Reinicia el servidor web.

Accede a la página web de tu servidor web (normalmente http://localhost/index.html) y verás la siguiente página en tu explorador.

Ahora ya tienes tu página web en marcha. Lo que tienes que hacer es empezar a cambiar los templates y rellenar los archivos que contienen los diccionarios de locales. Aquí vamos a ver el ejemplo para poner un template nuevo, con su diccionario y sus idiomas.

Primer template

El primer template que vamos a introducir lo vamos a llamar nuevo.mustache. El nombre del fichero debe acabar en .mustache por una sencilla razón, y es que SET es compatible con más template engines que queramos incorporarle. Por ahora hemos introducido nada más Mustache. Dentro del archivo, que lo vamos a introducir en:

$WWW_HOME/templates/nuevo.mustache

El contenido del archivo va a ser el siguiente:

<div class="basic">
  <h1>{{template_title}}</h1>
  <p>{{template_text}}</p>
  <p>{{template_another_text}}</p>
  <div class="flags"></div>
</div>

Ahora vamos a añadir en el archivo de diccionario el contenido de este nuevo template. Abrimos locales/en_US.locale y añadimos el nuevo template:

    "6":  "Saturday",
    "7":  "Sunday"
  },
  "basic.mustache": {
    "title":  "This is the title of the basic template",
    "text":   "Text that explains what is this template about"
  },
  "nuevo.mustache": {
    "title":  "Title of my new template",
    "text":   "My new template has this text that is beautiful.",
    "another_text":   "And this second paragraph explains how to make paragraphs."
  },
  "flags.mustache": {
    "change_language":  "Change the language:",
    "spanish":          "into spanish",
    "english":          "into english"
  }

Puedes ver que hemos añadido una sección JSON nueva al objeto del diccionario. Lo mismo hay que hacer en el diccionario locales/es_ES.locale donde vamos a añadir la misma sección, pero con el lenguaje apropiado:

    "6":  "Sabado",
    "7":  "Domingo"
  },
  "basic.mustache": {
    "title":  "Titulo del template basico",
    "text":   "Texto que compone el template basico"
  },
  "nuevo.mustache": {
    "title":  "Título de mi nuevo template",
    "text":   "Mi nuevo template tiene este texto tan molón.",
    "another_text":   "Y este segundo párrafo explica como hacer párrafos."
  },
  "flags.mustache": {
    "change_language":  "Cambia el idioma:",
    "spanish":          "a Castellano",
    "english":          "a Ingles"
  }

Ya tenemos el template con sus idiomas listos. Ahora vamos a poner todo en su sitio para poder ver este template en un link en el template principal. Para ello modificamos templates/basic.mustache:

<div class="basic">
  <h1>{{template_title}}</h1>
  <p>{{template_text}}</p>
  <a id="new_template_link" class="clickme">{{template_new_template_link}}</a>
</div>
<div class="flags"></div>

Y en el diccionario añadimos bajo la sección de basic.mustache las entradas para new_template_link, que en nuestro caso será “Mi nuevo template” y en inglés “Mi new template”.

Ahora queda la parte más cercana al Javascript, que es el indicar que cuando hagla click en el link, se muestre el nuevo template en la pantalla. Para esto, en el fichero javascripts/views/basic_view.js vamos a añadir las siguientes lineas:

BasicView.prototype.applyViewHandlers = function() {
  // Any action we want to make with this
  // template should be run here, as this
  // method is executed once the HTML code
  // is been injected in the page.

  // When clicking on the Link, the new template
  // will substitute this actual template (basic).
  var that = this;

  // Function.
  $('#new_template_link').click(function() {
    var mustache  = 'nuevo.mustache';
    var container = document.body;
    var content   = {};

    // Add the propper Locale from the locale file
    for(var i in app.locale[mustache]) {
      content['template_' + i] = app.locale[mustache][i];
    } 

    // let's clean the canvas to place
    // the new template.
    app.cleanCanvas();

    // Include the Template in the Web Page inside the
    // container we have specified.
    Templates.to_html(
      mustache,
      content,
      container,
      function() {
        that.applyViewHandlers();
      }
    );
  });

  app.views.flagsView = new FlagsView();
  app.views.flagsView.render();
};

Ya tenemos listo el template, las funciones y el texto en los diferentes idiomas. Todo esto se realizará en cliente, por lo que no tenemos por qué tener complejos servidores en Ruby, PHP o Java. Simplemente un servidor web hace las veces de servicio para estos templates. En el explorador del cliente, se cargará el diccionario del lenguaje seleccionado por el usuario, y en consecuencia los templates se rellenan con los tags adecuados.

¡Ya estamos listos para ver el contenido del nuevo template en nuestro servidor!

¿Están nuestros datos seguros?

20 May

A colación de mi post anterior, he estado investigando en el mercado a ver qué es lo que hay por ahí que realmente merezca la pena. Es decir, me he dedicado a buscar sitios web que realmente piensan en la seguridad y la privacidad de los datos.

Os puedo adelantar qu

e tampoco he visto mucho, y lo poco que he visto no tiene vistas a mejorar. Por lo pronto os puedo presentar la lista de empresas en las que ahora mismo tengo mi desconfianza depositada:

Además, he de agregar más historias sobre problemas de seguridad. A la lista se suma nuestro querido host de blogs, WordPress, que ha sufrido un ataque en toda regla en sus servicios de Automattic. NASA ha sufrido un ataque según un hacker rumano confirma. Y por último, que no último de los vulnerados, sino último de los que voy a mencionar, los servidores web de Stanford también han sido fruto de un ataque, pero esta vez de menos alcance. Sólo se han dedicado a insertar páginas web de software barato (pirata para los menos avezados).

Como podéis leer, el mundo de nuestros datos, Internet está siendo desmontado pieza por pieza. Y es que hay algunos que tienen la teoría de que esto es una señal del final del mundo, otros piensan que hay alguna industria con beneficios detrás de estos ataques. Pero al final solo podemos pensar en nuestro propio entorno y en nuestros datos.

Los datos que ponemos en las páginas web para usarlas, como Google GMail, Microsoft Hotmail, Apple Store, etc. son los mismos datos que puede usar cualquier empresa para sacar un perfil socio-demográfico de tí y cancelarte un servicio por considerarte cliente de riesgo. O los mismos que usan los hackers para usar tu ordenador como lanzadera de spam.

Así que me he propuesto hacer una lista de aquellas empresas que están en Internet y que al menos en su filosofía se preocupan por la privacidad de los datos que les doy. Aquí tenéis la reducida lista:

  • Mi Banco: Según su política de privacidad, y según las leyes, no van a vender ni usar mi información para otra cosa que no sea servirme como banco.
  • Mi Seguro médico: que su política de privacidad dice textualmente: ¨With your permission, Blue Shield may use the location information, such as GPS data, from your location-enabled product or service to provide you with information you have requested¨.
  • Mi Mujer: que dice textualmente ¨¿A quién le va a interesar que yo hable de tí o de tu vida?¨

Es impresionante ver que por ejemplo te pidan permiso para usar tu información de geo-localización. ¡Eso no lo hace ni Apple!. Y que te garanticen que no van a usar tu información para hacerte campañas de marketing como hace mi banco.

Como podéis ver, poco me queda por ahí en los que yo confíe para dar mis datos. Obviamente sigo usando servicios como GMail, o como Skype para comunicarme. Pero nunca daría un número de tarjeta de crédito por esos medios, ni menos mi dirección de casa. Imagínate la de anuncios locales que empezarían a aparecerme en mis páginas. O la cantidad de cosas que querrían venderme para curar mi obsesión por los coches. En fin, la conclusión de este post es la siguiente: ten cuidado donde metes tus datos, porque las consecuencias pueden ser peor que los beneficios.

Hay algunas empresas que empiezan a promover un movimiento que se llama ¨Host Proof Storage¨, conocido anteriormente como ¨Host Proof Hosting¨ y que algunos llaman “Host Proof Application”. Del cual os hablaré más adelante cuando tenga tiempo para un post explicativo de esos con pasitos y con diagramas… Pero os dejo con la explicación básica.

Imaginar que se pudiera cifrar tus datos antes de ser enviados a Internet. De tal manera, que aquellos datos que quieres proteger, no pudieran ser abiertos por nadie más que tú y a quien le des permiso… interesante, ¿eh? Pues existe, y se hace ya. Algunas empresas ya están haciendo esto y además ganan dinero. Es decir, no ganan dinero por tener tus datos, como hacen todos los demás en Internet, sino que lo hacen por ofrecerte un servicio, sin tener la necesidad de tener tus datos en claro, es decir, analizables.