Archivo | mayo, 2012

Nace una nueva casta: El “Entrepreneur”

1 May

Cómo seremos los españoles, que somos capaces de adaptar cualquier cultura o concepto de otro país y hacerlo totalmente nuestro. Tenemos tantas ganas de acoger nuevos conceptos en nuestro entorno, que cuando los introducimos, decidimos añadir esa “customización” a la española.

Ahora tenemos una nueva casta en nuestra cultura. No es un empresario, ni un emprendedor. No es un tecnólogo ni un informático. Es alguien que atiende a todas las reuniones y “meetups” de emprendedores. Es alguien que tiene en su cabeza la visión del emprendimiento. Es alguien que se te acerca cuando estás en una charla y te comenta una idea que lleva ya años rondando por su cabeza, pero que no ha encontrado a nadie que invierta en ella. O si lo ha encontrado, resulta que es que tiene que dejar de trabajar, y por lo tanto ¿quién paga las facturas de la casa?.

Esta nueva casta se llama “Entrepreneur”. Entrepreneur no significa emprendedor, significa entrepreneur. Con todas sus letras. En concepto es alguien que se pasa toda su vida yendo a citas de emprendedores y de emprendimiento, que quiere aprender a emprender, que tiene muchas ideas y que quiere empezar a ejecutarlas ya. Pero claro, le falta el socio adecuado -al cual lleva buscando desde que el botijo se inventó, o le falta el capital necesario -que desde luego es más de lo que jamás hayas visto, y menos de lo que necesitaría un Facebook para nacer. En fin, el entrepreneur gasta su energía en hablar con más gente. Gasta su energía en conectarse con más gente. Y se queda pacientemente esperando a que algo pase con todo ese “know-how” que va adquiriendo en todas las charlas a las que va.

Por supuesto, el Entrepreneur no es alguien que programe… porque claro, para eso va a contratar al mejor programador. Él se tiene que dedicar a la visión de negocio y al business plan -que tiene a punto de terminar en su portátil, y que quiere que le eches un vistazo cuando puedas. El Entrepreneur es alguien que tiene ya un master de emprendimiento, y que conoce a los fundadores de tal y a los creadores de cual. Son amigos del alma, los cuales si quieres te presenta -y cuándo se lo pides, te aclara que son sus amigos del alma porque en la charla del mes pasado estuvieron y consiguió su correo electrónico. Además, esos fundadores, que son unos cracks, tienen muchas ganas de hacer algo con él porque tiene la mejor idea -que tampoco te puede contar porque si no tendría que matarte. Antes morirá la idea si eres tú, querido Entrepreneur, que yo si me la cuentas.

Pero eso no es todo. Es que tenemos una raza superior que ha surgido de los Entrepreneurs. Hay tantos Entrepreneurs, que los que saben más y tienen más veteranía necesitan un nombre que los distinga. A éstos se les llama “Serial Entrepreneur”. El nombre lo deja muy claro, son Entrepreneurs que han tenido tantas ideas, que se les puede denominar Serial -debe de ser por lo “serios” que son al respecto. Serial Entrepreneur es alguien que lleva ya muchos años en esto y que tiene distintas S.L. por ahí pululando y que no consigue que despeguen. Ideas que son impresionantes, que tienen un modelo de negocio espectacular. Ideas y proyectos que cuando los miras de cerca, te das cuenta que son sólo webs que fueron creadas hace tres o cuatro años y que ni si quiera se han molestado en quitarles la firma del HTML de sus creadores -empresas dedicadas a hacer páginas web.

Querido Entrepreneur y querido Serial Entrepreneur, quiero decirte una cosa, haz algo con tu vida. Haz algo que signifique tu nombre, como emprender. Deja de alardear de ideas o de S.L. que no tienen sentido y empieza por hacer un proyecto que merezca la pena. Es decir, junta a verdaderos profesionales y arriesga tu carrera profesional por ellos. Haz de emprendedor, y usa tus ahorros para demostrar que crees en el proyecto que creas, y además, trabaja al 100% en ese proyecto. No esperes que trabajando desde tu cómodo sitio de consultor, administrador, gerente o lo que seas, vas a poder sacar el nuevo Facebook o el nuevo Twitter.

Haznos un favor a todos, y demuestra que lo que dices no son palabras, sino hechos.